Buscar artículos

Evaluar el color de los tejidos con la Caja de Evaluación en los laboratorios médicos

El avance de la tecnología de los últimos años ha aumentado el uso de herramientas científicas en laboratorios médicos, lo cual ha permitido la realización de pruebas y evaluación física sobre tejidos para detectar posibles enfermedades. Una de las herramientas más comunes empleadas en estos casos es la Caja de Evaluación de Color de Tejidos para detectar cambios anormales en el tejido con el fin de identificar posibles enfermedades.

La caja de evaluación es una herramienta relativamente simple que consiste en una serie de frascos de cristal que contienen colores de comparación. Esta herramienta se utiliza para comparar los colores del tejido con los colores de referencia para detectar cualquier desviación significativa del color «normal» del tejido. Las principales aplicaciones de esta herramienta abarcan desde el análisis de tejidos frotis hasta la detección de ciertas enfermedades crónicas o clínicas, incluyendo el cáncer.

La determinación del color debe realizarse de forma reproducible, y de ser posible, en condiciones que puedan ser replicadas entre laboratorios. En ese sentido, la caja de evaluación de color provee un espacio con iluminación controlada, para lograr una determinación del color exacta. Muchos fabricantes han incorporado los avances más recientes en fuentes de luz y otros componentes electrónicos, que aumentan la complejidad de este producto, su precio, servicios de garantía por la compra, entre otros.

¿Cómo se realiza la evaluación del color en los tejidos?

Para empezar a evaluar el color de los tejidos con esta herramienta, se deben tomar los frascos de color de la caja para obtener una referencia visual. Después se coloca el tejido muestra sobre una superficie limpia para su visualización y se le realiza una inspección minuciosa, prestando especial atención a cualquier cambio en el color del tejido comparado con los colores de la referencia de la caja.

Algunos de los cambios en el color del tejido que se pueden detectar son las zonas con color específico que suelen ser una indicación de envejecimiento del tejido, así como otros cambios que puedan reflejar enfermedades tales como el cáncer o cualquier otra patología crónica o clínica. De esta manera, los cambios de color con respecto a tejidos sanos, aporta información valiosa en el diagnóstico. Además de la caja de evaluación cromática, existen otras herramientas disponibles en el laboratorio para ayudar a los médicos a distinguir las variaciones en la coloración de los tejidos.

Por ejemplo, se puede usar un microscopio para examinar la superficie del tejido para ver si hay una coloración anormal, así como para identificar cualquier patrón anormal en el tejido. Esta evaluación del color del tejido también puede ser realizada con una lupa, que es una herramienta con lentes de amplificación que se coloca sobre la muestra para observar los tejidos en su tamaño natural. Con estos instrumentos también se pueden registrar cambios anatómicos y morfológicos que no son visibles a simple vista.

¿Por qué es relevante la determinación del color en los tejidos?

El análisis de color, así como el análisis de los patrones de tejido, pueden ser realizados manualmente o incluso con un microscopio automatizado. Esta última opción es extremadamente útil ya que la imagen digital del tejido puede ser almacenada para un análisis posterior. Desde ese punto de vista, la combinación de ambas técnicas aumenta la exactitud del diagnóstico.

De cualquier forma, la caja de evaluación de color de tejidos se ha convertido en una herramienta esencial para los laboratorios médicos y clínicos que desean realizar evaluaciones básicas sobre el estado y la coloración del tejido para detectar posibles enfermedades con rapidez.  Esta herramienta ahorra tiempo y permite a los médicos tomar decisiones en tiempo real del estado de salud de sus pacientes, lo que permite detectar enfermedades crónicas a tiempo.

La caja de evaluación de color de Kalstein para el estudio del color de los tejidos

Ciertas enfermedades pueden inducir cambios en la coloración de los tejidos que pueden ser útiles con fines de diagnóstico. En tal sentido, las cajas de evaluación de color de Kalstein permiten una forma exacta y precisa para determinar el color de los tejidos corporales. Además de proveer un espacio con iluminación controlada, están elaboradas en materiales resistentes y con la electrónica adecuada para manejar todos los componentes. Nuestros equipos están disponibles en los sitios web AQUI y AQUI.