Buscar artículos

Realización de Soporte Técnico a un Transiluminador para Geles: Un Enfoque Detallado

Los avances tecnológicos han revolucionado significativamente el mundo de la investigación científica, especialmente en áreas como la genética y la biología molecular. Entre estos equipos innovadores se encuentra el transiluminador para geles, una herramienta clave para la visualización precisa de ADN y proteínas. Sin embargo, como cualquier equipo de laboratorio, requiere de un cuidado y soporte técnico adecuados para mantener su funcionalidad óptima. 

Antes de sumergirse en los procedimientos de soporte técnico, se necesita un comprensivo entendimiento del transiluminador. Esta herramienta esencial funciona al emitir luz ultravioleta (UV) o luz azul que se transmite a través del gel (typicamente de agarosa o poliacrilamida), haciendo que los componentes fluorescentes en el gel se iluminen y faciliten la visualización. Sin embargo, este proceso produce desgaste gradual, por lo que un equipo de mantenimiento competente y efectivo es crucial. 

Indicadores de atención en el equipo fluorescente

Para garantizar el cuidado efectivo del transiluminador para geles, uno debe estar atento a ciertos indicadores. Estos pueden variar desde bajas intensidades de fluorescencia, fluctuaciones en la fuente de luz, hasta interrupciones en la transferencia de corriente. Cada uno de estos casos requiere una respuesta técnica diferente para garantizar que el dispositivo funcione correctamente. 

Es vital comprender que la garantía del correcto funcionamiento de tu transiluminador para geles implica una inversión tanto en tiempo como en recursos. Sin embargo, teniendo en cuenta la crucial importancia de estos equipos en el laboratorio, el soporte técnico apropiado es de suma importancia.

Realización de soporte técnico al transiluminador para geles

Para realizar el soporte necesario a tu equipo de fluorescencia efectivamente, considera los siguientes pasos:

  • Inspección regular: La inspección regular y el mantenimiento preventivo son esenciales para cualquier equipo de laboratorio, y el transiluminador no es la excepción.  Debe controlarse periódicamente para detectar signos de desgaste, cambios en la emisión de luz o anomalías en su funcionamiento.
  • Limpieza: Un buen lavado puede llegar a ser muy efectivo para mantener en óptimas condiciones el equipo. Evita usar productos de limpieza agresivos o abrasivos, optando en cambio por soluciones con contenido neutral de pH. Debe prestarse especial atención a la limpieza de la luz UV o de las bombillas azules, ya que son críticas para el desempeño del equipo.
  • Reparación y reemplazo de componentes: Si la inspección o limpieza no resuelven el problema, tendrás que entrar más a fondo en la cuestión. Tal vez sea necesario reemplazar focos quemados, arreglar circuitos o, en un posible caso extremo, adquirir un equipo de reemplazo.

Conclusión Kalstein 

Siguiendo estas directrices, podrás asegurarte de que tu equipo fluorescente mejore la precisión y eficiencia de tus experimentos y te ofrezca los resultados que esperas. Al entender y mantener adecuadamente el transiluminador, garantizas un rendimiento óptimo y una mayor longevidad para este invaluable recurso de laboratorio.

Como empresa fabricante de equipos para laboratorios, nos complace en Kalstein ofrecerles productos de alta gama, con diseño actualizado y tecnología avanzada; conoce nuestros transiluminadores AQUÍ, encontraras los modelos YR que están disponibles para tu compra, además contamos con una nueva plataforma 3D que posee versatilidades sin límite, presente en más de treinta países a nivel mundial, publica con nosotros sin restricciones de idiomas, con planes de envió, se visto, eres más.