Importancia del Microscopio para detectar el cáncer de cuello uterino

noviembre 8, 2022by Kalstein
YR05783-IMG.png

 El cáncer de cuello de útero, cáncer de cérvix o cáncer cervical se ubica dentro de las primeras causas de mortalidad oncológica que afectan a mujeres en todo el mundo. Es un tipo de cáncer causado en la mayoría de los casos por el virus del papiloma humano (VPH). Es una lesión que consiste en la presencia de células malignas en los tejidos del cuello uterino, que por lo general se forma lentamente a lo largo del tiempo hasta que las células anormales se vuelven cancerosas, se reproducen y se diseminan hacia las zonas más profundas del útero. La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se pueden prevenir mediante programas de salud destinados a detectar lesiones precancerosas para su tratamiento, entre estos se encuentran la prueba de Papanicolaou y las biopsias.

Pruebas precancer basadas en el uso del microscopio

La prueba de Papanicolaou fue sugerida por primera vez por el médico griego George Papanicolaou en 1928, 15 años después fue aceptada por la comunidad médica en general. Luego que gracias a una monografía de 1943 se proporcionó una descripción detallada de cómo se debe realizar el cribado. El desarrollo de está metodología lo llevó a ser el inventor de la «citología vaginal”, siendo pionero en la citopatología y la detección precoz del cáncer.

 El cribado es realizado por analistas quienes a través de un microscopio óptico examinan la muestra de células en busca de signos de malignidad. Este método sirve para detectar los cambios en las células consecuencia del Virus de Papiloma Humano. La muestra la toma un especialista médico usando una espátula o un cepillo para raspar suavemente el material celular, luego se coloca sobre un portaobjetos de vidrio de unos 25 × 50 mm. Las células se tiñen, se fijan y se examinan. Las muestras anormales se procesan en un laboratorio usando un microscopio de luz de baja potencia (colposcopio) para observar la reflectancia del tejido. A través de este procedimiento no solo se pueden encontrar pruebas de cáncer invasivo, sino también detectar precursores del cáncer, lo que permite un tratamiento temprano y efectivo.

La biopsia es otro método de análisis utilizado con frecuencia para diagnosticar algún tipo de cáncer. Se trata de analizar la morfología y estructura de las células o tejidos del cuello del útero a través del microscopio. La práctica de este estudio es la única manera de determinar si un área anormal es un cáncer. Para esto se retira un pequeño fragmento de tejido del área aparentemente lesionada.

Uso del Microscopio para la detección del cáncer de cuello uterino

Las tecnologías ópticas de alta resolución pueden mejorar la precisión y la disponibilidad de las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, estas permiten identificar los cambios en la arquitectura de los tejidos, la morfología celular y la composición bioquímica. El microscopio proporciona un diagnóstico con alta sensibilidad y especificidad sobre las áreas sospechosas. Además, existen técnicas histológicas como la tinción que permite el uso de agentes colorantes para resaltar los cambios en los tejidos. 

 La mayoría de los precánceres avanzados presentan cambios vasculares consecuencia del desarrollo de nuevos vasos sanguíneos. Esto es posible de observar y cuantificar utilizando enfoques de análisis de imágenes microscópicas. Para detectar visualmente estos cambios, es necesario observar cerca del límite de la resolución óptica, ya que la lesión precancerosa puede ser bastante pequeña y local. Por lo tanto, se utiliza una lente de alta potencia, usualmente 40x. La proyección se realiza inicialmente a baja resolución utilizando una lente de 10x, y cuando se ve algo sospechoso, el filtro cambia a 40x. 

Los tipos de cánceres de cuello uterino se clasifican según el aspecto que presentan al observarlos con un microscopio, los más comunes son:

  • Carcinoma de células escamosas: se desarrolla a partir de lesiones premalignas del revestimiento de la superficie externa del cuello por la formación de muchas capas de células que se descaman.    
  • Adenocarcinoma: sucede cuando se maligniza el epitelio que recubre la parte interna del canal del cuello del útero, formado por una sola capa de células glandulares o productoras de moco.
  • Los tumores malignos: se desarrollan a partir de otro tipo de células dando lugar a sarcomas, carcinomas neuroendocrinos, melanomas, etc.

En KALSTEIN somos FABRICANTES, le ofrecemos variedad en tipos de microscopios ópticos, con tecnología de punta. Si requiere conocer más sobre nuestros equipos, sobre el PRECIO, la COMPRA o VENTA, visítenos AQUI

Kalstein

PARIS

Sede

2 Rue Jean Lantier, 75001, Paris – France.
(+33) 1 78 95 87 89(+33) 7 60 83 92 83

sales@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



FACILIDADES

Métodos de pago y envios



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


EnglishFrenchSpanish
Abrir chat
Escanea el código
Hola
¿En que podemos ayudarte?